Cirugía secundaria de mama o mamoplastia secundaria

La cirugía secundaria de la mama o mamoplastia secundaria, es la cirugía destinada a mejorar o corregir los resultados desfavorables de una primera cirugía mamaria, devolviendo belleza, armonía y naturalidad a las mamas.

La cirugía secundaria de mamas está indicada siempre que existan malos resultados en una mamoplastia primaria y que produzcan angustia y ansiedad a la paciente, debido a los problemas físicos, estéticos y con sus relaciones personales.

Un ejemplo muy frecuente es el cambio de prótesis al cabo de 10 años de la primer cirugía, o tras tomar la decisión de realizar un aumento del volumen actual.

También es solicitado por mujeres para las que la cirugía primaria no cumplió con las expectativas que tenían, o bien el resultado se vio afectado por un embarazo u otra causa que puede alterar el tamaño o forma de la mama. En otras ocasiones se deben corregir errores de planificación quirúrgica, o tratar una de las complicaciones como puede ser la contractura capsular, o sinmastia.

La cirugía secundaria o reparadora requiere de una técnica diferente dependiendo del cada caso, por ejemplo en una contractura capsular se realizara un recambio de prótesis y se evalúa la necesidad de un cambio de plano para evitar una nueva contractura capsular.

En cualquiera de los casos, es necesario que el cirujano tenga mucha experiencia, ya que ha de conocer todas las técnicas y adecuar cada una de ellas a las necesidades de las pacientes.

Dependiendo del tipo de cirugía secundaria, la paciente permanecerá en el hospital 24 horas o podrá marcharse tras la cirugía en algunos casos. Descansará durante la primera semana y deberá evitar la tensión en las mamas, como coger grandes pesos o agacharse en exceso doblando la cintura. El tiempo de recuperación es aproximadamente de una o dos semanas. El resultado final se obtiene al cabo de un año aproximadamente, siendo necesarias varias visitas de seguimiento durante todo el periodo de recuperación.

Los resultados son muy satisfactorios siempre y cuando se recurra a un equipo médico especializado y con experiencia para realizar este tipo de cirugía.

Nosotros estamos especializados y tenemos más de 18 años de experiencia en cirugías secundarias.

Preguntas frequentes

La respuesta es si, muchos de las pacientes que desarrollan una contractura capsular pueden volver a desarrollar otra, hay algunas teorías que relacionan la contractura capsular con un rechazo del organismo a la prótesis por lo que postulan que un paciente que ha rechazado una prótesis puede rechazar otra. Actualmente el índice de rechazo es muy bajo y el desarrollo de la contractura capsular puede prevenirse o controlarse con masajes, ultrasonidos e incluso con medicación oral como el accolate, este anti-inflamatorio utilizado para tratar asma se ha demostrado, en ciertos estudios, como una buena opción para contrarrestar la contractura capsular. Este es un tratamiento relativamente reciente y experimental con ningún tipo de estadísticas de largo plazo.

Las prótesis mamarias rellenas de gel de silicona fueron acusadas de desencadenar enfermedades autoinmunes en algunas pacientes. Hoy en día, el conjunto de estudios científicos a este respecto ha aportado la prueba que no hay un aumento significativo del riesgo de enfermedad autoinmunes en mujeres portadoras de implantes mamarios y en particular aquellos rellenos de gel de silicona.

La relación entre el cáncer de mama y las prótesis se ha investigado sin poner en evidencia ningún vínculo entre los dos. Los cirujanos de centros anticancerosos utilizan frecuentemente las prótesis mamarias en la cirugía reconstructiva.

Tiempo quirúrgico

90 min

Anestesia

local

Hospitalización

No requerida

Recuperación

4 días

Essentia Clinic

1º Consulta gratuita

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Telefono(requerido)

Mensaje